Pediatria en recién nacidos

Pediatria en recién nacidos

En esta sección comenzaremos a hablar sobre un problema que si bien, no es usual, muchas veces se presentan casos de estos sin que los padres lo noten por un tiempo. Estamos hablando de los testículos no descendidos en los bebes de sexo masculino. Los testículos cuando el bebe se encuentra en el útero, se encuentran dentro del abdomen del niño; al momento del nacimiento, estos de mueven hacia abajo, dentro del escroto o saco escrotal. Se considera que un testículo no ha descendido cuando no realiza esa bajada al escroto.

Según datos oficiales del mundo de la pediatría, un 30% de los niños prematuros poseen este problema y de un 3 a un 5% en aquellos nacidos a tiempo. Si un testículo no ha descendido, lo usual es esperar algunos meses luego del nacimiento, hasta que lo haga. De lo contrario será necesario contar con algún tratamiento medico.

pediatra


El especialista pediatra es el encargado de corroborar que ambos testículos hayan descendido al escroto, a través del tacto. Es así que determinara si el testículo es “no palpable” ya sea porque pueda estar dentro del abdomen, pueda no existir o pueda existir pero sea demasiado pequeño.

Es importante realizar el chequeo a tiempo, porque generalmente los niños con un testículo no descendido, son demasiado propensos a desarrollar un tumor por cáncer testicular. Además, se disminuyen las posibilidades de tener hijos en un futuro, ya que para que se produzcan espermatozoides es necesario que el testículo se encuentre en el escroto.

Entre los tratamientos mas comunes para los casos de testículos no descendidos se encuentra la posibilidad de una Orquipexia, es decir una intervención quirúrgica para poder retirar el testículo a través de un pequeño corte en la zona de la ingle. Generalmente los bebes se recuperan rápidamente y están en el mismo dia en sus casas, por lo que no hay que temer.

Artículos Similares

Sin Comentarios

Deja tu comentario