Gimnasia Prenatal

Gimnasia Prenatal

Una de las maneras más efectivas para contrarrestar el miedo lógico al parto que presentan la mayoría de las mujeres embarazadas y más cuando son primerizas, es la gimnasia prenatal, que no solamente ayuda a la madrea a prepararse para el parto de forma física y psicológica sino que también está comprobado que ayuda a facilitar el parto.

Desde el momento en que se confirma el embarazo, la futura madre tiene un gran compromiso con su salud física y mental y la de su hijo. Además de no consumir bebidas alcohólicas, de tomar sólo los medicamentos autorizados por el médico y de alimentarse de manera balanceada, la actividad física cobra especial importancia.

Es muy importante prepararse para los cambios y como estos serán muchos y muy grandes, la naturaleza es sabia y por eso la gestación tarda nueve meses en los cuales la pareja también se prepara para una nueva responsabilidad. A los cambios emocionales se suma la transformación del cuerpo de la mujer, que puede ser una experiencia maravillosa siempre y cuando haya una actitud positiva por parte de ambos. Asistir en pareja a los cursos profilácticos (teóricos y prácticos) y practicar los ejercicios en casa es otra manera de acercarse y de compartir esta nueva experiencia en familia.

Los ejercicios prenatales ayudan a que los dolores que desencadenan los cambios físicos sean menos fuertes o no se presenten; entre ellos se encuentran los espasmos en la espalda porque aumenta el peso, la tensión de los ligamentos y la curvatura lumbar. La pubalgia, que es la inflamación del pubis por la dilatación de los huesos de la zona, y la sacroileítis o inflamación de la zona del hueso sacro se pueden disminuir o evitar con una rutina adecuada de ejericicios.

La gimnasia prenatal es recomendada para todas las mujeres embarazadas con excepción de las que presenten hemorragia, tengan amenazas de aborto o de parto prematuro o en caso de que el médico haya contraindicado expresamente cualquier tipo de actividad física.

Las rutinas son de entre 30 minutos y una hora y están enfocadas a la mejora de la respiración, el estiramiento de algunos músculos involucrados en el embarazo y el parto y a evitar o disminuir los posibles dolores generados por los cambios físicos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario