Alimentos a evitar en el embarazo

Alimentos a evitar en el embarazo

Si bien es muy importante alimentarse sanamente y con aportes vitamínicos y proteicos suficientes que garanticen un adecuado desarrollo del feto y una buena salud en los bebés. Hay algunos alimentos que aunque no están del todo prohibidos para las mujeres embarazadas es mejor que evitéis consumirlos.

Chorizo, salchichón y otros embutidos. Los embutidos pueden estar infectados con toxoplasma o salmonella.

-Carpaccio. Totalmente desaconsejado, ya que la carne o el pescado que se usan en su elaboración están crudos. Lo más parecido sería sustituirlos por fiambre cocinado, como el jamón de york o el pavo cocido, y marinarlo con un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de limón.

-Hamburguesas. Ésta es una de las ocasiones en las que se puede recomendar una hamburguesa de una multinacional de comida rápida: la razón es que en estas cadenas la carne se cocina a más de 80ºC, destruyendo cualquier posible parásito.

-Atún. Aunque el pescado azul es una fuente muy rica en aceites esenciales Omega 3, necesarios para el desarrollo del sistema nervioso del bebé, evita los pescados grandes (atún, caballa gigante, pez espada…) porque pueden estar contaminados con mercurio; este metal no desaparece cuando se cocina y es tóxico para el embrión. Opta por el atún en lata de especies pequeñas (reflejado en las etiquetas como atún claro) o, mejor todavía, por sardinas, caballa pequeña o arenque en lata, ricos en Omega 3 y que por su tamaño no acumulan mercurio.

-Quesos blandos. Consume los que vienen empaquetados y mira la etiqueta para asegurarte de que están pasteurizados. Con el resto de quesos acuérdate de quitar la corteza, donde se acumulan los posibles agentes patógenos.

-Postres caseros como tiramisú y mousse. Toma los que se venden en los supermercados y están pasteurizados o utilizan huevina. Estos postres fuera de casa deben ser sustituidos por lácteos industriales.

-Mayonesa. En los restaurantes te la ofrecerán de bote (por tanto, pasteurizada) o realizada con huevina. Y en casa, si la haces tú, para evitar riesgos no guardes lo que sobre. Si permanece más de dos horas fuera de la nevera debe ser desechada para evitar intoxicaciones.

Sin Comentarios

Deja tu comentario